Poesía: Diego Subercaseaux

Forastero deambulante

I

Mi residencia se ha fijado

entre la espesa niebla.

Más allá inclusive

del olor marino

del murmullo vuestro.

La distancia evoca infinitud y

el zumbido es compañero fiel.

Los desiertos pueden ser

lugares amables o más bien

penumbrosos horizontes.

 

II

Transito disfrazado de nadie.

Me sumerjo en el océano

de la distancia etérea.

Floto ingrávido en

estados de paz momentánea

rodeado de cuerpos y sombras

que amables completan el escenario

atiborrado de murmullos

que mueren en mí.

Las imágenes y voces y risas y lágrimas,

pasan, llegan, se van.

Me mira el Otro, como al de afuera:

forastero deambulante.

¿Qué somos,

sino transeúntes que,

entre atmosféricos océanos,

buscamos lugares y momentos

casi nuestros?

 

Ciega necedad

 

Laberíntico escenario

sin sostén va quedándose;

…….en torno se hace acantilado.

De la fuente mayor

de la semilla,

una lejanía se ha instaurado.

Del propio Ser

…….quitando la vista

……amuñando las alas represando al

……torrente espiritual.

Oh, ruidosa superficie que

…….campea en el lioso horizonte mundano.

 

¿Existe

alguna ceguedad mayor

desviación más brutal

desorientación más implicatoria,

que oponerse, desoír e intentar

acallar al espíritu nuestro y

en torno nuestro?

Somos, más que otra esencia,

…….espíritus,

…….sentimientos y mente encarnados

…….en el andar, nacidos de la tierra.

 

 

 

 

 

Dolor mundano

 

Multitudes observé

voces resplandores por doquier

miríadas…….y el bullicio

caretas risotadas danzantes

Una luz de penumbra

un gélido vacío

se hizo carne…….y así mundo

 

Levante la vista

fulguroso miré

…….corrí

…….aullé

…….cante

…….alborozado cante

 

De pie…….de rodillas

golpes miles

eternidad

Lejanías recorrí

Vi lo que vi

Lloré…….lloré

 

 

Secóse un alma

Hay dolor

 

 

Ríos desérticos

Acantilados sin más

Gélidas atmósferas

Gélidos aires aguas

Zurrados moribundos

 

Corrí

…….aullé

…………..cante

 

Lagrimas tuyas

Ojos mirada tuya

Muecas tuyas

Sangre…….sangre

sangre tuya…….tuya

 

A pesar de todo

del viento el ser el dolor

a pesar de todo

Se absorben

se me muestran

como sal en desierto

se quedan…….quedaran…….han quedado

 

 

Secóse un alma

Hay dolor

 

 

Compañera

Me miran preguntan acechan

miran preguntan acechan

Inclemencia infame

Solo respiro

y veo…….veo

 

Amada mía

Amado mío

Círculos de amor

…….de ayer y mañana

Cante

…….cante al amor

…….a la belleza de una hoja

Amados míos

círculos de amor

 

 

Apagose un fulgor

…….y el trinar aquel

Y un cauce

…….y el silencio cayó

Vidas miles

…….miles

Ríos desérticos

Acantilados sin más

 

A golpes partidos

Nos vimos

…….despellejados

…….moribundos zurrados

 

Hay dolor

 

Muere natura

…….sin más.

Comenta con Facebook

Diego Subercaseaux

Investigador en sustentabilidad, paisaje cultural, y territorio; ha participado en grupos y centros
de investigación, y ha sido profesor en diferentes instituciones de educación superior en Chile.
Es autor de variadas publicaciones, como artículos científicos, capítulos de libros académicos,
artículos en revistas y otros medios de difusión, ensayos, entre otros.
Poeta. Ha participado en los colectivos de poesía Quitapenas, Expectoraciones, y Tomás
Lefever, y en variadas actividades como festivales de poesía y arte, recitales poéticos y
encuentros de escritores. Ha organizado variadas actividades de poesía y otras expresiones
artísticas como fotografía, música, danza. Co-organizo, junto a la poeta chilena Silvia Osorio, la
versión del año 2016 del Festival Internacional de Poesía “Palabra en el Mundo” en Chile,
realizándose actividades durante varios días en Santiago y el litoral central de dicho país. Fue
antologado en el libro de poesía “Debut” (2017), publicado por Ediciones Santiago Inédito.
Ha publicado poemas en gacetas y revistas. Mantiene inédito el libro de poesía “Travesías y
pasiones de ayer y mañana”, y otros poemas y poemarios.
Asiduo y apasionado de la Naturaleza, el arte, la belleza, el observar-reflexionar lo real y lo
soñado-buscado- anhelado, y de la entrañable poesía.

Comments are closed.