Poesía cubana; Tres poemas de Milho Montenegro

miho

Milho Montenegro (La Habana, Cuba, 1982) Licenciado en Psicología General por la Universidad de La Habana. Egresado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. He publicado el poemario Rostros de ciudad, 1ra Mención en el Premio de Poesía David 2012 y Mención en el Premio Félix Pita Rodríguez 2013.

 

 

 

 

 

 

Cuestión primigenia

¿Qué ofreceremos a los que pronto regresarán,
con qué disfrazaremos las paredes agrietadas,
los montones de cal caídos al suelo?
Aquellos vuelven en busca de los abrazos perdidos,
del lugar que el tiempo les robó en las fotos familiares.
Retornarán con otros cuerpos y otros rostros,
los que regresan jamás son los mismos.
Nosotros, los quedados, tampoco somos los de ayer.
¿Con qué gesto,
con cuál sonrisa adornaremos el saludo para el reencuentro?
Ellos esperan siempre lo mejor:
nuestro lugar en la cama,
la habitación más espaciosa,
las sábanas blanquísimas.
Sentados a la mesa compartiremos un buen café
―comprado a la revendedora―
mientras platicamos sobre la muerte de los viejos
y hasta de la agónica ciudad natal.
Lo pondremos todo a su disposición,
que no haya una queja,
no se critique el trato,
los esfuerzos indecibles.
Pero antes está la cuestión primigenia:
de qué manera,
cómo poder construir para los que pronto vendrán
el hipócrita escenario de la complacencia.

 

 

Aquellos que un día amé

 

He amado a muchos hombres/ los he venerado con la fuerza de mis cartílagos/ el pulso frenético de estos huesos/ como se ama la desnudez de un ángel/ A ellos me entregué sin reticencias/ en sus bocas prodigué el asombro de mis arcanos/ fui espuma/ llovizna/ savia/ He amado a muchos hombres/ guardo entre mis costillas la delicia del sudor/ de los ojos/ Los amé como la crisálida a la luz/ quebrando mi espalda/ desangrándome/ Pero ellos no comprendieron el arquetipo de la belleza/ la índole de lo sublime/ Mi amor fue desmoronándose en su exilio hacia a la injuria/ Ando/ suplico como el mendigo/ bregando contra este abandono/ a pesar del asco/ Aquellos que un día amé me desconocen/ pisotean mi médula al caminar/ su desprecio escupe mi rostro/ Hoy padezco de soledad/ el vacío/ Vivo como cualquiera que ha amado mucho: en la penumbra de los días/ en el encono del amor.

 

 

 

Coloquio con La Habana

Ayúdame Habana a retenerte en mis pupilas aun cuando mis ojos
ya reducidos claudiquen ante la pujanza de las horas
cuando estos caminos se me tornen circulares
y en tus horizontes ya no vislumbre la esperanza.
Acude a mí en ese instante en que no encuentre el asombro
ni los hilos con que amarrar los sueños a mi suerte
cuando haya conocido el dialecto de los perros errabundos
que adoquinan tus calles
la soledad
y la desidia de tus portales.
Protégeme contra el miedo de no ser bajo tu sombra
nada más que una forma espectral
el eco inaudible de una voz escurriéndose entre la multitud.
Compadécete Habana cuando evoque tu nombre milagroso
en la jornada donde el descalabro erige sus murallas infalibles
y el silencio se acurruca en este flanco carcomiendo mi silueta.
Recuerda mi rostro abrázame en tu memoria de madre bondadosa
cuando me precise el ansia del ave que emigra
y como un peregrino
marche con esta tristeza hacia otro sitio
dejando migajas para que no mueran mis pasos en el fango.
Perdóname cuando de ti me aleje en las barcas inciertas del destino
multiplicando entre los dos el muro enorme de la espera.
Yo he de regresar Habana después del inútil bregar
contra el polvo de los caminos
trayendo la nostalgia como único estandarte
cual regresa siempre el hijo ausente al regazo materno.

 

 


La invitación a presentar mi poesía a la 25º Feria internacional de la Habana en Cuba, me posibilitó conocer el paisaje hermoso de la isla caribeña. Grandes lugares y grandes poetas que trabajaban la palabra de manera inteligente, sabia y contingente. Una diversidad de voces que entregan su visión desde la poesía.

Es así como asumí este desafío de poder mostrar algunos y algunas poetas cubanos que conocí en mi estadía en la Habana y otros que me he ido encontrando en el transcurso de estos meses. La poesía siempre está cumpliendo, como lo ha hecho con José Lezama Lima, Nicolás Guillén y Lina de Feria, entre muchísimos otros.

Les dejo esta pequeña selección de los trabajos realizados por seis poetas cubanos y cubanas, que representan de alguna manera mi conexión con la isla. Es una pincelada de otros tantos que también cuentan con una potente escritura y que se hace necesario de conocer.

Mauricio Torres Paredes

Imagen de portada; The Circus, Henri Matisse






Comenta con Facebook

More from Suda La Lengua

POESÍA JOVEN MEXICANA: 3 poemas de Xel-Ha López

Los poemas y autores que se presentan a continuación, se enmarcan en...
Read More