Poesía: Carta

 

 

 

El fango dactilar

Encadenado al filo de las memorias,

De la angustia y de los ojos amarillos

Ásperos, impiadosos.

 

Aún, la textura de la espalda,

Las agresiones constantes de un espectro cansado,

Y toda la idolatría que le tuve, a su porte,

El campo eriazo sobre el que me sentí cerca,

La ternura que te ronda para no tocarte,

Ese cielo que te evade y que te hizo cielo.

 

Un canto frágil te dejé en las manos,

La puerta, el cerrojo, lo que escapó por los espacios.

En mi fosa se arrastran nuestros años,

Nuestros años, sentimientos de niño, fondo.

Yo guardaré nuestros años

Como guardan los traidores las monedas frente al algarrobo.

 

 

Comenta con Facebook

Tags from the story
, ,
Written By
More from Javiera Arce