La hora de la luz

Hace mucho que aprendí a saber

la hora sólo mirando la posición de la luz.

 

 

Hace mucho que lo sé

de pronto. Sin preverlo. Correrse para un lado. Mientras se está pensando en cualquier cosa “lo único importante es morirse” o “ lo único importante es ser fuerte”. Boludeces. Autoayuda mental que apenas sirve para no decir lo evidente.
……………… El rencor es improductivo.

Incluso si va contra uno mismo.

 

De ideas vacías. De nuevo falta de ritmo. Un dolor hijo de perra naciendo bien al fondo, un dolor que nunca termina de morir:

 

Satanás te incita al suicidio.

Y sí, a veces lo piensas, “qué bien que sería dejar de existir.”

 

Y luego, no existir es tan inútil como existir.

Pero existir es una dicha.

 

Por eso a veces me muevo, irremediablemente, hacia el marasmo: el verdadero lugar del error.

Hey, a nadie se lo ocurrió pensar “realmente”

Que para vivir hay que cortar.

Y además “decirlo”.

Esa es la profundidad. Está tan hondo que no lo podemos ver.

Es que si supiéramos cómo abrir la puerta

Ya estaríamos adentro.

 

Hace mucho que aprendí a saber

La hora sólo mirando la posición de la luz

Pero no aprendí a comportarme

Según su color.

 

Comenta con Facebook

Tags from the story
, ,
More from Daniclates

IOSHUA

Lo que yo sabía de IOSHUA cuando lo conocí fue que era...
Read More