Entrevista: Ernesto González Barnert

Ernesto González Barnert es un poeta chileno parte importante de la escena local santiaguina. Mis primeros contactos con él fueron vía internet, mientras estaba en Buenos Aires. Conversamos un poco, me envío uno de sus poemarios. Luego, ya en Santiago, mientras, como revista, conocíamos la movida literaria de la ciudad, me lo encontré un par de veces en la fundación Neruda donde hace las veces de director cultural, gestionando lanzamientos de libros, conversatorios, coloquios y diversos eventos culturales. Obtuvo el Premio Nacional de Poesía Mejor Obra Literaria Inédita por la obra Playlist (2014), el Premio Nacional Eduardo Anguita (2009) y el Premio de Honor Pablo Neruda de la U. de Valparaíso (2007). Mención Honrosa en los “Juegos Literarios Gabriela Mistral” (2005) y Mención de Honor en el Concurso Nacional de Poesía Joven Armando Rubio-Chilepoesía (2003), entre otros. Fue becario de la Fundación Neruda, Biblioteca Nacional-Fundación Mustakis, Centro Cultural de España y SECH. En dos ocasiones obtuvo el Fondo del Libro: para el muestrario Poesía Amorosa Actual –edición braille- (2009) y para la serie de televisión Obturaciones (2011).

 “playlistLa “realidad” como manda escribir siempre entre comillas Nabokov merece un esfuerzo más rico y complejo que la sola denuncia contra el acto de poder”

En el mes de Julio, si recuerdo bien, Ernesto presentó dos de sus libros en la Fundación Neruda, Playlist y Trabajos de Luz sobre el agua. Fue en el lanzamiento del último donde fue gestándose esta entrevista. Fue aquí en donde estuve con importantes figuras de la movida literaria santiaguina: editores, escritores, artistas (cervezas, vinos, garzones, público y chacareros). Una reunión informal, una celebración del nuevo libro que estaba naciendo. La presentación de Trabajos de Luz sobre el Agua estuvo a cargo de la fallecida poeta boliviana Emma Villazón, a quien ya hicimos un homenaje en Suda La lengua, junto a la profesora Magda Sepúlveda Eriz. Les dejamos con la entrevista.

Daniclates (D): Bueno, pregunta de rigor, cual es tu labor en la Fundación Pablo Neruda?

Ernesto (E): Dirijo la parte cultural de La Casa-Museo La Chascona, el Espacio Estravagario de la Fundación Pablo Neruda.

 D: Dale. Empecemos contigo entonces. La pregunta que se le hace a todo escritor. Cómo fue entrando o como fuiste sintiendo la pulsión literaria. O si no es pulsión, cómo la llamarías ¿Cómo fuiste desarrollandote como poeta, digamos, a lo largo del tiempo?

E: Hay que escribir del mismo modo en que los astrónomos se han desembarazado de los astrólogos y los químicos de los alquimistas. Costó bastante que el halcón volviera al puño del cazador. Veo este oficio como una disciplina intelectual. Es una necedad decir que para escribir solo se necesita papel y lápiz.

D: ¿Qué más se necesita, entonces?

E: En días en que los poetas se olvidaron de mejorar la resistencia y solo mejoran el rendimiento sugiero seguir al ciervo que sacrifica todo lo demás por su cornamenta, es decir, el sexo después de la guerra.

D: ¿Contra quién es la guerra?

E: Contra el mocoso que nunca jugó sólo pegándole a una pelota contra una pandereta o la pendeja que nunca sirvió una once para su amiga imaginaria.

D: ¿Contra los que son un producto de la mera reproducción socio cultural humana?

E: Los puristas de Bach no soportaron la re interpretación de la fuga de Beethoven.

D: Muerte a los puristas

E: Claro, y hay que disgustar siempre a los soberbios y a los ególatras. Y a la vez tener claro que la poesía como dice Johnny Cash se trata de un madre diciéndote sé un buen mocoso, no juegues con armas pero años más tarde le disparas a un hombre en Reno, solo para verlo morir.

D: ¿Cuántos libros tienes publicados?

E: Recuerdo tres: Coto de caza, Playlist y Trabajos de luz sobre el agua.

D: ¿Qué estás por sacar ahora?

E: Estoy afinando los últimos detalles de Cul de sac, volumen en el que tengo claro que uno ya no escribe para ustedes, sino que para su pequeño teatro.

D: Te copio una bio que encontré en internet. 

ERNESTO GONZÁLEZ BARNERT (Temuco, 1978). Es coeditor de la antología PIB, Poesía chilena postdictadura (noviembre/diciembre 2015) y de los poemarios Playlist (2015), Cul de sac (por aparecer este 2015), Trabajos de luz sobre el agua (2015) Coto de caza (2013), Arte Tábano (2010) e Higiene (2007). Entre las antologías que recogen su obra están Cajita de música, Poetas de España y América del siglo XXI (2011), Regen der Gediche über Berlín (Bombardeo de Poemas sobre Berlín, 2011) y Un libro oscuro, 105 poemas oscuros (2012). Es egresado en Cine Documental por la Universidad Academia de Humanismo Cristiano y Diplomado en Estética del Cine por la Escuela de Cine de Chile. Actualmente es Productor de la Fundación Pablo Neruda, Editor en Ediciones Overol, realiza el Taller de Poesía en colaboración con Andrés Florit para Balmaceda Arte Joven y colabora para distintas revistas virtuales.

E: El horror! Hay que disminuirla. Nada más triste y patético que una solapa de más de 5 líneas

11995482_10153714932196454_802989279_n

“Admiro a los poetas que sienten pasión por lo que hacen y que expresan una visión personal”

D: Entonces, consideras que tu primer trabajo serio es el del 2007, a  los 29 años, pero ganaste dos premios, creo, por tu labor poética. En donde, supongo, están considerados tus anteriores trabajos. ¿Cómo ha sido la evolución temática, qué temas te preocupaban al principio y cuales ahora?

E: Creo que hay que esforzarse más… la “realidad” como manda escribir siempre entre comillas Nabokov merece un esfuerzo más rico y complejo que la sola denuncia contra el acto de poder. Hay que hacer lo posible, dentro de nuestra intransferible posición, por revelar, hacer que imaginen los lectores una transformación del medio en que viven a través de sí mismos.

D: Te cito:

Bástenos escribir, los caprichos

de una obra menor,

este joderse al servicio de lo inútil.

Demasiada luz ha golpeado

en el agua liosa y la noche arrecia.

Bástenos escribir, echar de ver:

Nadie aprendió de nuestros errores.

Vivir es otra lengua.

E: Al principio la poesía -digamos hasta los 33 años- fue cuestión de supervivencia. Ahora lisa y llanamente es de trascendencia.

D: Tu último libro publicado es Playlist ¿De qué trata?

E: De una madre que le dijo a su hijo cuando salió el Nevermind, con amor y firmeza: ¡Oh pequeño punk! Tu vida no va a ninguna parte.

D: ¿Fuiste punk?

E: Lo suficiente como para que me repeliera el uniforme punk, la moda alternativa… Y la intemperie y la pobreza no me parecieran una cosa atroz.

¿Cuál es tu opinión o tu experiencia en la poesía chilena actual y en la sudamericana?

La poesía chilena tiene mucho que aprender de los poesía trasandina. Ellos –a mi juicio-, en líneas generales, están escribiendo con más libertad. Y eso nos está pasando la cuenta. Aquí por ejemplo la poesía mapuche se escribe en papel oficial.

¿Qué autores contemporáneos te interesan? ¿Qué autores te gustan en general? 

Hoy como el poeta Ennio Moltedo me repito:”Protégeme, Dios mío, del sentido pedagógico y deja que cada día me sorprenda viendo pasar -sin estilo- el viento por la esquina”.

¿Cómo trabajas tus libros? ¿Quiénes son las personas con las que tanteas el terreno para saber cuándo están listos, o en definitiva, cuándo es que adquieres la convicción, la certeza de que el libro está listo?

Veo a mis libros como si fueran ropa azul, es decir, la examino tanto bajo luz natural como bajo la luz eléctrica, porque cambian mucho. Y no conforme con eso le pido la opinión a los poetas Andrés Florit y Mario Verdugo si tienen tiempo.

¿Qué efectos tuvieron los premios que has ganado en general?

Ahora sonrío con los que ríen, me entristezco con los que lloran.

11948280_10153714930991454_308594705_n

“La poesía como dice Johnny Cash se trata de un madre diciéndote sé un buen mocoso, no juegues con armas pero años más tarde le disparas a un hombre en Reno, solo para verlo morir.”

¿Cómo viene el poema a ti? ¿Eres más bien un hijo del rigor, del trabajo diario o trabajas más sobre la inspiración?

Admiro a los poetas que sienten pasión por lo que hacen y que expresan una visión personal. No me importa si un poeta comparte o no mi estética, sino que sea coherente con sus propias convicciones. La elegancia es la coherencia. Si no sabemos mirarnos nunca lograremos ser coherentes. Somos lo que somos, no lo que nos gustaría.

La elegancia no es acerca de ser notado, se trata de ser recordado. Por cierto, creo que el poema es un zorrito que come de nuestra mano pero no se deja acariciar. El mar nos borrará a todos el corazoncito que hacemos en la orilla.

D: ¿Cual es la diferencia sustantiva entre “trabajos…” y “PLaylist”?

Creo que es la diferencia que existe entre un ufólogo y un paleontólogo que independiente de las diferencias en sus campos de estudios realizan con la misma pasión su oficio.

Comenta con Facebook

More from Suda La Lengua

POESÍA JOVEN MEXICANA: 3 poemas de Nubia Abish

. .       Nubia Abish (Chiguagua, 1988): Nací, crecí y...
Read More