¿Qué estás pensando? -me gusta-

Hay gente que inventa cosas. Que quiere difundir rumores sobre mí. Por ejemplo que lo que escribo no es más que pura basura. Que en verdad no existo. Que soy otro seudónimo más de Daniclates. Que todo lo que escribo está mal redactado. Que tiene faltas de ortografía. Que las fotos que elijo para mis cuentos son feas. Que publico en Suda la Lengua porque no tengo donde más publicar. Que Suda la Lengua solo publica textos míos con miles de seudónimos distintos. Que le copio todo a unos gringos que publican sus mierdas en Facebook y que yo simplemente las traduzco. Porque se hablar inglés. Aprendí en el colegio. Soy bilingüe. Hay gente que inventa cosas. Yo me protejo. No acepto a cualquiera como amigo, y los clasifico, según órdenes de confianza. Y a veces cuando comparto, lo hago Personalizado, solo a la gente que conozco. Despierto en las mañanas y miro mi Facebook buscando comportamientos inusuales. Por ejemplo, gente que suele estar conectada a cierta hora y que de pronto no lo está. Me gusta a publicaciones antiguas. O me gusta a publicaciones que a nadie le pueden gustar. Me intrigan las inclinaciones del público hacia ciertos personajes. ¿A qué se deben? Se mueven por interés. Hay algunos que quieren ser amigos de otros y por eso le ponen Me gusta a casi todo lo que publican. Algunos que pasan tardes enteras sacando una foto decente con el celular para ponerla de Perfil. Gente que se compra cámaras con filtros solo para verse más cool. Pero uno los conoce en persona y se da cuenta que no son más que puros guatones con pocos pelos en la barba. Y me tienen envidia porque yo tengo algo más que mera popularidad. Me están vigilando. No es primera vez que me vigilan. Hay un sujeto mal vestido siempre conectado. Uno de barba que pasa de estar conectado a no estarlo cada 5 minutos, durante todo el día. Uno no sabe qué le pasa, si acaso tiene un problema de conexión, o si simplemente está enfermo. Hay unos que alternan del computador al celular sin lógica alguna. Unos que cambian de ubicación como si pudieran teletransportarse. Otros que cada día están en un local nuevo, y lo anotan ahí, para que todos sepamos que tienen lucas para pagar la cuenta. La gente está loca. La gente que cambia su foto de perfil todos los días. O busca amigos solo para tener más número. Se meten en la listas de amigos de los otros y empiezan a apretar + Enviar solicitud de amistad, uno tras otro sin parar. Hay gente que se mete a Facebook ajenos. Que pasa tardes completas tratando de dar con la clave de la cuenta de alguien. Gente que mata el tiempo respondiendo comentarios, tratando de ser más original que el anterior. Sí. Y todos esos me están vigilando. Todos los días. Esperan mi publicación en su Inicio. Y me quieren hacer daño. Desde que estoy publicando el riesgo es mayor. Tengo enemigos. Hay gente que mira mis fotos en Facebook y que no les pone me gusta solo para perjudicarme. Ellos saben que cada Me gusta vale la popularidad de un rey. Ellos no ponen me gusta para bajar mis índices estadísticos. Hay gente que no me acepta amistad. Lo hacen porque no quieren que llegue a superar el límite. Porque ellos prefieren que yo sea un ilustre desconocido, de 200 amigos. Pero no importa, porque en mi configuración de privacidad yo puse que mis amigos solo los puedo ver yo. Hay gente que no comparte mis cuentos. Gente que por el contrario, cuando los ve pone Ocultar publicación. Ver menos publicaciones como estas. Hay gente que me tiene bloqueada o que puso Dejar de seguir a Rita Lihn. Pero no saben que no me hacen daño. No me lo hacen porque mi obra es más fuerte que cualquier código binario.

Imagen de portada:
http://www.timart.info/Paranoia

Comenta con Facebook

Written By
More from Rita Lihn

El hombre elefante

Tenía una oreja más grande que la otra. Y tú lo veías...
Read More