Disidencia

No estoy de acuerdo
con que las madres y padres de la esquina
miren feo
ya que detrás de cada una de sus caretas
dejaron un cuento inconcluso con su espejo
mataron las copas de vinos
que se toman a escondidas
y dejan en mi ropa cada una de sus manchas de sangre.
Me cala una de las sílabas que una niña de tres años me dice
dejando que mis nudos se los lleve el tiempo.
No estoy de acuerdo ni conmigo misma.
Al final la vida y la muerte son una discusión
que se va a la basura a diario
porque los humanos tenemos que comer.
Alguna vez amé.
Dejaré mi revolver encima
porque esta vanidad es otra rama de la mentira
que no va conmigo ni siquiera a mis escondites.
El clima tiene cambios
y tampoco estoy conforme conmigo misma.

Comenta con Facebook

More from Rosalia Andrea Salomé Valenzuela Cisternas

Manifiesto

(Porque saber vivir no me hace diferente ni indiferente)     Soy...
Read More